November 24, 2020

Las madres con coronavirus deben separarse de los recién nacidos.

Las nuevas reglas para los hospitales establecen que las madres y los bebés podrían estar separados por hasta dos semanas, para evitar que los recién nacidos contraigan coronavirus.



Las recomendaciones fueron hechas por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecología y los CDC.

Las madres deben participar en la decisión, según los CDC. El trabajador de la salud también debe analizar los riesgos y beneficios para la salud de dicha separación.



Se desconoce si los recién nacidos con COVID-19 tienen un mayor riesgo de complicaciones graves.