April 17, 2021

Del aula de clases a la cocina

Con las escuelas cerradas debido a la pandemia, el Distrito Escolar de Concrete en el Condado de Skagit elaboró un plan para entregar comidas preparadas a los estudiantes. Los autobuses, que normalmente se utilizaban para transportar a los niños a la escuela, se reasignaron para ofrecer un desayuno caliente por la mañana y un almuerzo recién preparado por la tarde. La mayoría de los estudiantes en el distrito esperan recibir comidas de la escuela de lunes a viernes.



“La ciudad de Concrete ha tenido dificultades económicas durante la pandemia. Muchas familias apenas están sobreviviendo”, dijo Rachel Muia, coordinadora del programa “De la granja a la escuela” de Concrete. “Parte de nuestra misión es mejorar la seguridad alimentaria de los niños de nuestra comunidad. Las comidas escolares son esenciales”.

Las cocinas se convierten en aulas

El programa “De la granja a la escuela” de Concrete (CF2S) es un programa del Distrito Unido General 304 que relaciona a los estudiantes con granjas locales y productos agrícolas, a través de excursiones, experiencias educativas, eventos especiales y menús de cafetería. Con experiencia práctica en el huerto de la escuela y un aula de cocina, los estudiantes trabajan hombro a hombro con sus compañeros, cocinando comidas y adquiriendo habilidades de jardinería y cocina.

Sin embargo, debido a las clases virtuales a distancia, no es posible tener estas lecciones en el lugar. Así, durante el período de la primavera, el equipo del programa “De la granja a la escuela” de Concrete (CF2S) estableció una solución: “Kits de comida”, paquetes de ingredientes y recetas, con todo lo que las familias necesitan para preparar aperitivos, platillos de comida, o postres. Los kits fueron añadidos a las entregas de autobuses.

Las cocinas caseras pronto se convirtieron en aulas.

“Las familias están agradecidas de tener los kits de comida. Les da algo divertido y educativo para hacer juntos”, dijo Rachel.

Las familias que se inscribieron para recibir kits de comida reciben un nuevo paquete cada semana. Esta primavera el programa CF2S envió más de 900 kits durante ocho semanas. Fue tan popular esta dinámica que reiniciaron a principios de octubre. Hasta ahora esta temporada de otoño, han enviado casi 200 kits más, con planes para expandir el programa al Distrito Escolar de la ciudad de Sedro-Woolley en las próximas semanas. Los kits de comida incluyen postre de manzana y fresa, ramen reinventado, pizza de pan plano, arroz frito con brotes de bambú, y más. A los adultos les encantan los kits tanto como a los estudiantes.




“Cuando escuché que estaban ofreciendo kits de comida me puse súper emocionada. Me inscribí de inmediato”, dijo Stephanie Morgareidge. Stephanie y su esposo tienen dos hijos en edad escolar, Jayden (8) y Ashlyn (12). “Mis hijos están emocionados de recibirlos cada semana. ¡Es divertido verlos cocinar!”